Let me tell you what Resevoir Dogs is about…

La primera escena de la película está analizada por todos lados, lo sé. Pero fue mi primer contacto (antes de verla, obviamente y antes de ver la escena de la oreja) e hizo que automáticamente me gustara aunque solamente haya visto 7:00 minutos. Además, Steve Buscemi es la onda y siempre supe que él era Mr. Pink. Es más, es el único nombre además del de Joe que se menciona en esos minutos.

Reservoir

El primer contacto con el film es a través del audio el cual nos settea en el mood de un restaurante, cuando la imagen comienza los lentísimos planos secuencia nos muestran a un grupo de chicos rudos sentados en la mesa. No sabemos nada de ellos, y pasa alrededor de un minuto antes de ver a todos los que están en la comida (desayuno, pero eso lo sabemos mucho después).

Pero, ¿cuál es la primera frase que escuchamos del grupo de matones?

“Let me tell you what Like a Virgin is about”

Es un gancho definitivo y, en mi opinión, el mejor distractor que pudo haber existido: ¿de qué estaban hablando antes? ¿Qué hacemos ahí?. Mientras escuchamos la teoría del sr. Tarantino la cámara nos guía a fijar la mirada en cada uno de los personajes a través de un movimiento continuo, el primer corte es exclusivamente para enfocar a Joe -quien ha hablado de una mujer toda la escena- y el siguiente es para seguir con el secuencia.

Ya que la cámara ha observado (nos ha hecho observar) a los personajes, la atención se enfoca en las caras de todos excepto de Joe, Mr. White y Mr. Orange, siempre es un plano compartido por los tres. Mientras esto ocurre ellos continúan hablando de canciones sobre Madonna, éxitos de los 70’s hasta que Tarantino termina su conclusión (que está equivocada, por cierto).

La primera pista explícita respecto a la profesión de los Perros ocurre alrededor de los 2:00 minutos, cuando Mr. Blonde se ofrece para disparar a Mr. White al quitarle la libreta a Joe; sin embargo, la manera de vestir de todos se basa en referentes para asumir que son delincuentes finos y que Joe y Nice Guy son distintos por no compartir su estilo.

Lo que me llama la atención es que toda la primera escena habla sobre mujeres: Madonna, Andy disparándole a su esposo y Mr. Pink tocando el violín más pequeño del mundo a las meseras. Quizá nos da a entender que todos son heterosexuales, tiene el fin de poner cierta inferioridad a las mujeres o solamente quiere posicionarlos como “chicos rudos” que solamente hablan de eso cuando se juntan. No sé.

Para el final de la escena las jerarquías están establecidas: Joe es el mero mero, Nice Guy Eddie es su hijo, Mr. WHite y Mr. Orange están sentados junto a Joe. ¿Qué otra cosa nos dice de los personajes?

Mr. Pink es una persona ética (a su manera, definitivamente) que no hace nada porque los demás lo digan, sino porque es correcto y él siente que debe de hacerlo; Mr. Blonde está dispuesto a disparar si algo molesta; Joe da las órdenes, aunque no siempre se sigan; Eddie hace lo que su papá diga, como cuidar la propina; Mr. White tiene la suficiente autoridad como para arrebatarle una libreta al jefe.

Mr. Blue no tiene mucha participación en la escena, solamente habla un par de veces. Mi favorita es la de Mr. Orange (robadísima de otro lado, no lo concluí yo): es el que delata a Mr. Pink por no dar propina. Pista much?

Mr. Brown-Tarantino… él se me hace bien buena onda por su teoría y por hacer una película tan chida.

Me parece una excelente manera de comenzar una película. Definitivamente sigue la línea editorial en las películas de Q.T. al tener muchísimo diálogo que aparentemente no dice nada cuando, sin que te des cuenta, ya te contextualizó por completo.

Standard

¿Acaso no tienes nada mejor que hacer que leer eso?

Fight Club (1999) es una película dirigida por David Fincher, basada en el libro con el mismo nombre escrito por Chuck Palahniuck. “Un trabajador de oficina que sufre de insomio, buscando una manera de cambiar su vida, cruza caminos con fabricante de jabón quien estáformando un club de pelea que evoluciona a mucho, mucho más…”

(IMDB)

fightclub

La primera vez que vi Fight Club fue en mi último año de preparatoria, cuando estaba apenas comenzando a estudiar materias relacionadas con la Comunicación que tocaban el tema del análisis cinematográfico. Recuerdo que me llamó la atención el aspecto de personalidades disociadas, especialmente porque acababa de escribir un argumento para cortometraje que consistía en los mismos elementos: un personaje principal que conoce a alguien que es todo lo que quisiera ser y hay una relación amorosa de por medio.

Hace cuatro años lo que más me impresionaba de la película era la manera en que la historia era relatada estructuralmente, en donde hacen creer al espectador que todo es una situacón real cuando al final todo es invención del personaje principal y lo que más admiré fue que la resolución de la historia no se enfocó en “…y despertó de un coma y sin piernas en un hospital”.

Actualmente es una película en la que me he enfocado para hacer análisis, basar más historias, tomar como guía visual y de estilo al escribir. Puedo verla una vez a la semana, nunca me canso dchuckpalahniucke leer fun facts al respecto y recientemente leí el libro, solamente para darme cuenta de que ambos son excelentes.

Hay dos cosas que nunca he dejado de sentir al ver el film: interés y emoción. Todavía me sorprendo al momento de la resolución, siempre descubro cosas nuevas (y si ya las sabía aún así me impresionan) y nunca me canso de analizarlo desde diferentes perspectivas.

Fue el día en el que profundicé en una escena (cuando Tyler pone ácido en la mano de El Narrador) que mi interés creció al entender mucho más allá que la estucturra narrativa. Cada palabra que se utiliza en el guión, el acomodo de la película, la habilidad que tiene para atrapar al espectador o hacer que la repudie.

Ni mencionar cuando terminé de leer el libro (lloré).

Gracias a Fight Club me cambié a Artes Audiovisuales, gracias a Fight Club me interesa cómo funciona la iluminación de las películas, gracias a Fight Club estoy motivada a escribir una historia que sea lo suficientemente compleja como para seguir vigente casi 20 años después de su publicación.

Me identifico con la filosofía (no con la manera de ejecutarla, no soy sociópata), por eso creo que es una historia de la que nunca me cansaré.

Standard