La verdadera Cuba moderna

Soy Cuba es una película filmada en 1964 por el ruso Mikhail Kalatozov en Cuba bajo el régimen de filde, galardonada en Independent Spirit Awards en 1995 después de ser nominada como mejor película (la mayor demostración de que la esperanza nunca muere).

SOyCUba

“A través de cuatro historias se describe la lenta evolución de Cuba, del régimen de Batista a la revolución de Fidel Castro. Son cuatro narraciones que refuerzan el ideal comunista frente al capitalismo. A lo largo de estos episodios, Cuba se libera de sus dependencias políticas para reafirmar su identidad, singular e independiente, con sus contradicciones y esperanzas”.

Filmaffinity

Me parece que una de las cosas por las cuales rompe con la narrativa clásica es que el espectador forma parte de la historia en lugar de ser un intruso de las situaciones. Acompaña a Cuba a través de distintas etapas y, como en la vida real, los sonidos y lo que puedes ver es lo que construye la película y no lo que se dice a través de los diálogos.

Antes de leer la reseña de Filmffinity la manera en la que interpretaba los bloques más allá que una evolución, se trataba de una división social muy marcada en la que la Cuba “buena” es la parte trabajadora, oprimida por estadounidenses o con gente de clase superior que abusa y rige.

El voiceover unifica todos los distintos bloques, en los que expresa el pensamiento del pueblo en general y explica o cierra lo que el espectador experimentó en los minutos anteriores. No me parece que sea un recurso que es abusado y las palabras que se usan no reiteran las situaciones.

No creo que la longitud de los planos sea exclusiva de la corriente moderna, aunque el movimiento de la cámara se sale de lo convencional. Quizá es porque existen tantas situaciones implíticas y explícitas dentro de los bloques que el movimiento constante más que para evitar que los editores cortaran las partes “que sobraban” es para demostrar, aunque sea de pasada, todo lo que ocurre. Gente rica y mujeres pobres con hijos, procesiones y fábricas de puros.

Cuba

Una de las cosas más evidentes, a mi parecer, es el contenido ideológico que predomina en la narración (no secuencial, por cierto). Es claro: Cuba es revolucionaria. Cuba es trabajadora. Los estadounidenses quieren violar a nuestras mujeres y nos invaden. Las mujeres son víctimas del turismo sexual para ganarse la vida. Cuba no se deja caer por las bombas y es libertad o muerte. Tiene sentido, pues la Rusia de aquel entonces ya era comunista.

La calidad de los colores me parece magnífica. Generalmente cuando veo una película en blanco y negro se me dificulta imaginarme cómo fue grabada en vida real, pero en Soy Cuba la iluminación permite apreciar los colores que se veían en el set. Casablanca style.

Una película que rompe con lo clásico por la nacionalidad del director y por el país, que la temática es poco común, la cámara cuenta una historia diferente y la perspectiva que da a entender está cargada de ideología.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s